Nullure Quema Grasa Abdominal de Forma Definitiva

Cómo quemar grasa abdominal de forma definitiva

Imagen de perfil Zeynep Özdemir

Zeynep Özdemir

Nutricionista Dietista Certificada que combina una formación científica académica, pasión por la salud y amplios conocimientos en seguridad alimentaria.

La grasa abdominal es algo más que una molestia que hace que te apriete la ropa, es un grave riesgo para la salud.

Denominada grasa visceral, es una de las principales responsables de diversos problemas de salud. Pero, ¡no temas! Afortunadamente, con las estrategias adecuadas, basadas en las últimas investigaciones científicas, puedes hacer frente a esta grasa rebelde de forma eficaz y sostenible. He aquí cómo empezar:

 

Comprender la grasa abdominal

La grasa abdominal o visceral rodea tus órganos internos y está relacionada con alteraciones metabólicas que pueden aumentar tu riesgo de padecer enfermedades crónicas como diabetes tipo 2 y cardiopatías. A diferencia de la grasa subcutánea, la que puedes coger con la mano, la grasa visceral es profunda y envuelve tus órganos vitales, por lo que tiene efectos potencialmente más perjudiciales para la salud. (1)


Cómo quemar grasa abdominal de forma definitiva: El papel de la dieta


1. Adopta la fibra soluble:

La fibra soluble absorbe agua y forma un gel que ralentiza el paso de los alimentos por tu aparato digestivo. Los estudios demuestran que aumentar tu ingesta de fibra soluble puede provocar cambios en la grasa del vientre. Intenta saciarte con alimentos como las moras, las legumbres y las semillas de lino. Un estudio descubrió que por cada aumento de 10 gramos en la ingesta diaria de fibra soluble, el aumento de grasa abdominal disminuía un 3,7% en cinco años. (2, 3, 4)


2. Reduce las grasas trans:

Las grasas trans, a menudo etiquetadas como"aceites parcialmente hidrogenados", están relacionadas con el aumento de la obesidad abdominal y las enfermedades cardíacas. En la UE, las grasas trans están estrictamente reguladas, con un límite de 2 gramos por cada 100 gramos de grasa en los alimentos de consumo. (5)


Sin embargo, las grasas trans pueden seguir formándose al cocinar con aceites vegetales insaturados a altas temperaturas. Para reducir la exposición, utiliza aceites con alto punto de humo, como el aceite de oliva virgen extra y el aceite de coco, para cocinar a altas temperaturas. Desconfía de los alimentos fritos y de la bollería comercial, ya que pueden contener grasas trans, sobre todo fuera de los entornos reguladores más estrictos. Optar por alimentos integrales y métodos de cocción más seguros puede ayudar a reducir significativamente la ingesta de grasas trans y promover una mejor salud. (6, 7)


3. Aumenta la ingesta de proteínas:
La proteína tiene un alto efecto termogénico, lo que significa que impulsa tu metabolismo y aumenta la quema de calorías. También ayuda a aumentar la masa muscular, lo que a su vez ayuda a quemar más calorías incluso en reposo. Consumir una cantidad adecuada de proteínas procedentes de fuentes como carnes magras, huevos y lácteos te mantiene saciado durante más tiempo, evitando que comas en exceso. Un estudio descubrió que los individuos que consumen grandes cantidades de proteínas tienen significativamente menos grasa abdominal que los que consumen dietas con menos proteínas. (8, 9, 10, 11, 12,13)


4. Limita el consumo de azúcar:
El consumo elevado de azúcar, sobre todo de fructosa, está relacionado con un aumento de la grasa abdominal. Reduce tu consumo de alimentos y bebidas azucarados, incluidos los zumos de fruta y los tentempiés dulces, para minimizar el riesgo de acumulación de grasa. (14, 15)

Aumentar las grasas saludables Quemar la grasa abdominal de forma definitiva
5. Opta por los cereales integrales en lugar de los carbohidratos refinados:
Los hidratos de carbono refinados tienden a disparar los niveles de azúcar en sangre y a aumentar el depósito de grasa en la sección media. Cambia el pan blanco, la pasta y el arroz por cereales integrales como la quinoa, la cebada y el trigo integral para ayudar a mantener un nivel equilibrado de insulina y reducir la grasa abdominal. (16, 17)


6. Aumenta las grasas saludables:
Incorporar grasas saludables a tu dieta puede ayudarte a mantenerte saciado durante más tiempo, reduciendo la probabilidad de comer en exceso. Céntrate en fuentes de grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas, como aguacates, frutos secos, semillas y pescados grasos como el salmón y la caballa. Estas grasas pueden ayudar a equilibrar los niveles de azúcar en sangre y son beneficiosas para la salud general del corazón. (18, 19)


7. Horario regular de comidas:
Comer a intervalos regulares ayuda a regular el metabolismo de tu cuerpo y evita los atracones. Intenta comer cada tres o cuatro horas e incluye en cada comida un equilibrio de macronutrientes: proteínas, grasas e hidratos de carbono, para maximizar la saciedad y los niveles de energía a lo largo del día. (20, 21)


8. Mantente hidratado:
Beber suficiente agua es esencial para metabolizar las grasas y te ayuda a llenarte antes de las comidas. Intenta beber al menos ocho vasos de agua al día, o más si eres activo, para facilitar la digestión y favorecer la salud metabólica. (22)


9. Incorpora alimentos antiinflamatorios:
La inflamación crónica puede contribuir a aumentar la grasa abdominal. Incluye alimentos antiinflamatorios en tu dieta, como la cúrcuma, el té verde, los arándanos y las verduras de hoja verde, que pueden ayudar a reducir la inflamación y ser tu quemador natural de grasa abdominal. (23, 24, 25)


Ajustes en el estilo de vida


1. Consumo de alcohol: Los estudios sugieren que el consumo elevado de alcohol conduce directamente a la grasa abdominal. Reducirlo puede reducir significativamente el tamaño de la cintura. (26)


2. Levanta pesas: El entrenamiento de resistencia es crucial. Ayuda a desarrollar masa muscular y a aumentar la tasa metabólica, lo que puede llevar a quemar grasa, incluida la abdominal. Incorpora sesiones de entrenamiento de fuerza un par de veces por semana para obtener resultados óptimos. (27)


3. Reduce el estrés: El estrés aumenta la producción de la hormona cortisol, que conduce a la acumulación de grasa abdominal. Técnicas como el yoga, la meditación o simples ejercicios de respiración profunda pueden ayudar a controlar el estrés. (28, 29)

Reducir el estrés Cómo quemar grasa abdominal de forma definitiva


Ejercicio inteligente


Los ejercicioscardiovasculares queman calorías rápidamente y pueden ser eficaces para reducir la grasa abdominal. Sin embargo, la mezcla de entrenamiento de fuerza y ejercicios aeróbicos puede dar resultados aún mejores. La clave es la constancia y la intensidad, intenta realizar al menos 150 minutos de actividad moderada o 75 minutos de actividad vigorosa cada semana. (30)


Resumen sobre Quemar grasa abdominal de forma definitiva

Quemar la grasa del vientre no consiste sólo en ganar en estética, sino en mejorar tu salud general. Las estrategias aquí descritas no son soluciones rápidas, sino cambios en el estilo de vida para obtener beneficios a largo plazo. Si incorporas estos consejos respaldados científicamente a tu rutina diaria, podrás empezar a ver resultados y sentirte mejor por dentro y por fuera. Recuerda, la constancia es la clave, y ser paciente con tu cuerpo mientras se adapta a estos cambios saludables allanará el camino para una pérdida de grasa más sostenible.

Descubre el quemador de grasa termogénico de Nullure para ayudarte a quemar grasa abdominal de forma definitiva 



    Volver al blog

    Deja un comentario

    Lista de referencias

    1. Bergman, R. N., Kim, S. P., Catalano, K. J., Hsu, I. R., Chiu, J. D., Kabir, M., Hucking, K., & Ader, M. (2006). Why Visceral Fat is Bad: Mechanisms of the Metabolic Syndrome. Obesity, 14(S2), 16S-19S. https://doi.org/10.1038/oby.2006.277
    2. Hervik AK, Svihus B. The Role of Fiber in Energy Balance. J Nutr Metab. 2019 Jan 21;2019:4983657. doi: 10.1155/2019/4983657. PMID: 30805214; PMCID: PMC6360548.
    3. Akbar A, Shreenath AP. High Fiber Diet. [Updated 2023 May 1]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2024 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK559033/
    4. Hairston, K. G., Vitolins, M. Z., Norris, J. M., Anderson, A. M., Hanley, A. J., & Wagenknecht, L. E. (2012). Lifestyle Factors and 5-Year Abdominal Fat Accumulation in a Minority Cohort: The IRAS Family Study. Obesity (Silver Spring, Md.), 20(2). https://doi.org/10.1038/oby.2011.171
    5. https://www.google.com/url?q=https://food.ec.europa.eu/safety/labelling-and-nutrition/trans-fat-food_en&sa=D&source=docs&ust=1719350856805587&usg=AOvVaw3iVEYqWE1sbjQX-CDk0Teb
    6. Mozaffarian D, Pischon T, Hankinson SE, Rifai N, Joshipura K, Willett WC, Rimm EB. Dietary intake of trans fatty acids and systemic inflammation in women. Am J Clin Nutr. 2004 Apr;79(4):606-12. doi: 10.1093/ajcn/79.4.606. PMID: 15051604; PMCID: PMC1282449.
    7. Oh K, Hu FB, Manson JE, Stampfer MJ, Willett WC. Dietary fat intake and risk of coronary heart disease in women: 20 years of follow-up of the nurses' health study. Am J Epidemiol. 2005 Apr 1;161(7):672-9. doi: 10.1093/aje/kwi085. PMID: 15781956.
    8. Batterham RL, Heffron H, Kapoor S, Chivers JE, Chandarana K, Herzog H, Le Roux CW, Thomas EL, Bell JD, Withers DJ. Critical role for peptide YY in protein-mediated satiation and body-weight regulation. Cell Metab. 2006 Sep;4(3):223-33. doi: 10.1016/j.cmet.2006.08.001. PMID: 16950139.
    9. Halton TL, Hu FB. The effects of high protein diets on thermogenesis, satiety and weight loss: a critical review. J Am Coll Nutr. 2004 Oct;23(5):373-85. doi: 10.1080/07315724.2004.10719381. PMID: 15466943.
    10. Soenen S, Martens EA, Hochstenbach-Waelen A, Lemmens SG, Westerterp-Plantenga MS. Normal protein intake is required for body weight loss and weight maintenance, and elevated protein intake for additional preservation of resting energy expenditure and fat free mass. J Nutr. 2013 May;143(5):591-6. doi: 10.3945/jn.112.167593. Epub 2013 Feb 27. PMID: 23446962.
    11. Loenneke JP, Wilson JM, Manninen AH, Wray ME, Barnes JT, Pujol TJ. Quality protein intake is inversely related with abdominal fat. Nutr Metab (Lond). 2012 Jan 27;9(1):5. doi: 10.1186/1743-7075-9-5. PMID: 22284338; PMCID: PMC3284412.
    12. Arciero, Paul & Ormsbee, Michael & Gentile, Chris & Nindl, Bradley & Brestoff, Jonathan & Ruby, Maxwell. (2013). Increased Protein Intake and Meal Frequency Reduces Abdominal Fat During Energy Balance and Energy Deficit. Obesity (Silver Spring, Md.). 21. 10.1002/oby.20296.
    13. Huang G, Pencina K, Li Z, Apovian CM, Travison TG, Storer TW, Gagliano-Jucá T, Basaria S, Bhasin S. Effect of Protein Intake on Visceral Abdominal Fat and Metabolic Biomarkers in Older Men With Functional Limitations: Results From a Randomized Clinical Trial. J Gerontol A Biol Sci Med Sci. 2021 May 22;76(6):1084-1089. doi: 10.1093/gerona/glab007. PMID: 33417663; PMCID: PMC8140050.
    14. Ma J, Sloan M, Fox CS, Hoffmann U, Smith CE, Saltzman E, Rogers GT, Jacques PF, McKeown NM. Sugar-sweetened beverage consumption is associated with abdominal fat partitioning in healthy adults. J Nutr. 2014 Aug;144(8):1283-90. doi: 10.3945/jn.113.188599. Epub 2014 Jun 18. PMID: 24944282; PMCID: PMC4093984.
    15. Guney C, Bal NB, Akar F. The impact of dietary fructose on gut permeability, microbiota, abdominal adiposity, insulin signaling and reproductive function. Heliyon. 2023 Aug 9;9(8):e18896. doi: 10.1016/j.heliyon.2023.e18896. PMID: 37636431; PMCID: PMC10447940.
    16. Della Pepa G, Vetrani C, Vitale M, Riccardi G. Wholegrain Intake and Risk of Type 2 Diabetes: Evidence from Epidemiological and Intervention Studies. Nutrients. 2018 Sep 12;10(9):1288. doi: 10.3390/nu10091288. PMID: 30213062; PMCID: PMC6163785.
    17. Bhardwaj B, O'Keefe EL, O'Keefe JH. Death by Carbs: Added Sugars and Refined Carbohydrates Cause Diabetes and Cardiovascular Disease in Asian Indians. Mo Med. 2016 Sep-Oct;113(5):395-400. PMID: 30228507; PMCID: PMC6139832.
    18. Liu AG, Ford NA, Hu FB, Zelman KM, Mozaffarian D, Kris-Etherton PM. A healthy approach to dietary fats: understanding the science and taking action to reduce consumer confusion. Nutr J. 2017 Aug 30;16(1):53. doi: 10.1186/s12937-017-0271-4. PMID: 28854932; PMCID: PMC5577766.
    19. Feingold KR. The Effect of Diet on Cardiovascular Disease and Lipid and Lipoprotein Levels. [Updated 2024 Mar 31]. In: Feingold KR, Anawalt B, Blackman MR, et al., editors. Endotext [Internet]. South Dartmouth (MA): MDText.com, Inc.; 2000-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK570127/
    20. Martín-Rodríguez A, Belinchón-deMiguel P, Rubio-Zarapuz A, Tornero-Aguilera JF, Martínez-Guardado I, Villanueva-Tobaldo CV, Clemente-Suárez VJ. Advances in Understanding the Interplay between Dietary Practices, Body Composition, and Sports Performance in Athletes. Nutrients. 2024 Feb 19;16(4):571. doi: 10.3390/nu16040571. PMID: 38398895; PMCID: PMC10892519.
    21. Carreiro AL, Dhillon J, Gordon S, Higgins KA, Jacobs AG, McArthur BM, Redan BW, Rivera RL, Schmidt LR, Mattes RD. The Macronutrients, Appetite, and Energy Intake. Annu Rev Nutr. 2016 Jul 17;36:73-103. doi: 10.1146/annurev-nutr-121415-112624. PMID: 27431364; PMCID: PMC4960974.
    22. Popkin, B. M., & Rosenberg, I. H. (2010). Water, Hydration and Health. Nutrition Reviews, 68(8), 439. https://doi.org/10.1111/j.1753-4887.2010.00304.x
    23. Kolb H. Obese visceral fat tissue inflammation: from protective to detrimental? BMC Med. 2022 Dec 27;20(1):494. doi: 10.1186/s12916-022-02672-y. PMID: 36575472; PMCID: PMC9795790.
    24. Bawadi H, Katkhouda R, Tayyem R, Kerkadi A, Bou Raad S, Subih H. Abdominal Fat Is Directly Associated With Inflammation In Persons With Type-2 Diabetes Regardless Of Glycemic Control - A Jordanian Study. Diabetes Metab Syndr Obes. 2019 Nov 22;12:2411-2417. doi: 10.2147/DMSO.S214426. PMID: 31819567; PMCID: PMC6878926.
    25. Scheiber A, Mank V. Anti-Inflammatory Diets. [Updated 2023 Oct 28]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2024 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK597377/
    26. Nauli AM, Matin S. Why Do Men Accumulate Abdominal Visceral Fat? Front Physiol. 2019 Dec 5;10:1486. doi: 10.3389/fphys.2019.01486. PMID: 31866877; PMCID: PMC6906176.
    27. Sundell, J. (2011). Resistance Training Is an Effective Tool against Metabolic and Frailty Syndromes. Advances in Preventive Medicine, 2011. https://doi.org/10.4061/2011/984683
    28. Daubenmier J, Kristeller J, Hecht FM, Maninger N, Kuwata M, Jhaveri K, Lustig RH, Kemeny M, Karan L, Epel E. Mindfulness Intervention for Stress Eating to Reduce Cortisol and Abdominal Fat among Overweight and Obese Women: An Exploratory Randomized Controlled Study. J Obes. 2011;2011:651936. doi: 10.1155/2011/651936. Epub 2011 Oct 2. PMID: 21977314; PMCID: PMC3184496.
    29. Kumar R, Rizvi MR, Saraswat S. Obesity and Stress: A Contingent Paralysis. Int J Prev Med. 2022 Jun 24;13:95. doi: 10.4103/ijpvm.IJPVM_427_20. PMID: 35958362; PMCID: PMC9362746.
    30. Elsawy B, Higgins KE. Physical activity guidelines for older adults. Am Fam Physician. 2010 Jan 1;81(1):55-9. PMID: 20052963.